longo é o silêncio

me lo comí
me lo comí
había un poema acá
pero me lo comí
estuvo rico el poema
relleno de maní
como las golosinas
que vendía mi tia lucí
eruté eruté
y era música
la escucharon
los frailes y las monjas
y una sola golondrina
que volaba a parís

 

angélica freitas

Anúncios